Home About Rise Books Advocacy Stories En Espanol E-Store Contact Us Subscribe FREE

Rise #29Rise #28Rise #27Healing TogetherRise #25Rise #24Rise #23Rise #22Rise #21Rise #20Rise #19Rise #18From Rights to RealityRise #16Rise #15Rise #14Rise #13Rise #12Rise #11Rise #10Rise #9Rise #8Rise #7Rise #6Rise #5Rise #4Rise #3Rise #2Rise #1

 

Ayuda Para Toda la Familia
Las dificultades de aprendizaje nos afectan a todos.

  story art
arte por Matty DeLuna

Mi hijo Eric, de once años, tiene dificultad en el aprendizaje y se le hace difícil mantenerse enfocado y atento. Su discapacidad no sólo afecta sus estudios sino también a toda nuestra familia.

El largo viaje para averiguar el problema de Eric comenzó cuando el tenia alrededor de ocho años. El había estado en clases especiales para niños inteligentes durante el segundo y tercer grado, pero entonces comenzó a tener problemas.

Tuvimos mucha dificultad para lograr que Eric terminara sus quehaceres diarios y las tareas escolares. Él era un niño juguetón y siempre quería ser el centro de atención, la cual alcanzaba a veces de forma negativa. Él no terminaba sus tareas antes de comenzar a jugar, de vez en cuando era desafiante y no quería ir a la cama a tiempo

Todos Estábamos Enojados

Intenté cerciorarme de que Eric terminara sus tareas, pero yo sentía que mi esposo y mi hijo menor, Brian, no me estaban ayudando a mantener a Eric encaminado. Brian llamaba a Eric para jugar cuando justo yo acababa de decirle que él tenía primero que terminar su tarea. Mi esposo a veces sacaba a los niños a jugar antes de completar sus tareas como si fuera el derecho de todo niño a jugar en cualquier momento.

Mis esfuerzos en mejorar el comportamiento de Eric causaron una gran tensión en mi familia. Me enojaba con mis hijos cuando no seguían las reglas. Mi esposo también pensaba que yo lo ignoraba. Yo simplemente no tenía ni el tiempo ni la energía para atenderlo. Yo les decía, “Si Eric simplemente hiciese su tarea, yo sería feliz y el triunfaría.”

Pronto todos estábamos enojados el uno con el otro. Mi esposo y Brian pensaban que estaban siendo castigados por culpa de Eric y el mismo siempre estaba enojado conmigo. Eric hasta me decía, ¡“Te odio!” Yo estaba muy triste pero resuelta a darle a Eric la ayuda que el necesitaba en el hogar y en las escuela.

Tomando Pasos

Los problemas de Eric me parecían ser serios. Mientras que yo luchaba por comprender a mi hijo, leía muchos libros sobre niños con trastornos de atención (ADD), bipolaridad, y problemas de comunicación. Pensé que era importante aprender sobre cualquiera de los problemas que Eric podría tener, y llegar a mis propias conclusiones antes de involucrar un profesional en nuestra familia. Pero los libros no me ayudaron a llegar a ninguna conclusión.

Asi que visité el Centro para la Vida Familiar en Sunset Park, conocía el sitio porque está en mi barrio y comencé ir a terapias con los niños. (Mi esposo no pudo ir por su horario de trabajo.)

Reglas y Quehaceres

Cuando conocimos a la consejera, Nicole, le explique que necesitábamos ayuda como familia. Le hice claro que no estábamos buscando ayuda sólo para Eric, sino que teníamos que explorar nuestros patrones familiares en conjunto.

Nicole nos dio mucho apoyo y mis hijos estaban felices de hablar con ella. Nicole nos ayudó a manejar nuestras dificultades de diferentes formas. En primer lugar, ella me ayudó a implementar caminos diferentes para lograr que ellos hiciesen quehaceres diarios. Creamos listas de quehaceres y responsabilidades que los niños podían usar como guía. Así quedaba muy claro todo lo que nosotros esperábamos de ellos.

Entonces, nosotros hablamos sobre las diferentes razones por las que Eric, en particular, estaba teniendo un momento difícil. Nicole sentía que Eric estaba bajo mucho estrés por sus tareas escolares. Ella también notó que Eric se sentía mal consigo mismo pues no compaginaba en la escuela y estaba teniendo problemas haciendo amigos. Eric estaba alienando a otros muchachos por ser demasiado amistoso –el no sabia cuando debía terminar de jugar. Por lo que tratamos diferentes estrategias para lograr que Eric se sintiese bien con sus logros.

Demasiada Presión

Nicole sugirió que nosotros debíamos considerar sacar a Eric del programa de niños talentosos y ponerlo en un medio ambiente menos estresante. Fue una decisión difícil, porque él ya se estaba sintiendo mal consigo mismo, pero era algo que él necesitaba.

Nosotros también tratamos nuevas formas de mantenerlo enfocado. Comencé a notar que Eric estaba teniendo problemas en las clases con sus amigos, pues él tendía a expresar sus primeros pensamientos. Nicole trabajó con Eric para enseñarle a tomar las cosas con calma y pensar primero antes de responder preguntas, y aprender a no ser arrogante.

Al darme cuenta que él leía los libros demasiado rápido para absorber la información, también comencé a leer libros junto a él. Yo le leía historias cortas y encontré que tomando turnos en la lectura fue muy útil en tranquilizarlo. Después de leer juntos en voz alta, fue más fácil discutir las historias, y mejoró el entendimiento de sus tareas escolares.

Un Pequeño Cambio

Mi familia y yo estábamos felices de ver algunos progresos. Nos dimos cuenta que Eric estaba pensando más sobre lo que decía, por lo que tenia mucho más por lo cual sentirse bien, y ésto nos hizo sentirnos a todos menos estresados.

Pero después de seis meses tuvimos que dejar de ver a Nicole, pues ella dejó el centro. No nos fuimos a otro consejero. Aunque Eric aun estaba luchando, él y Brian estaban felices y disfrutaban nuestro tiempo junto con la familia.

Pero en julio del 2005, tuve que visitar el centro de nuevo, pues una vez más, los niños se estaban portando mal y mi esposo y yo estábamos bravos.

Tratando de Nuevo

Nuestra nueva trabajadora social se llamaba Andrea. Ella programó una evaluación psicológica para Eric para determinar si él tenía ADD u otro desorden. El psicólogo sugirió que él debía ser evaluado en comunicación verbal, por tanto el vio un terapeuta de lenguaje y se le revisó la audición y la visión.

También hice que lo evaluarán por algo llamado “desorden en el proceso de audición central”, un problema que hace difícil bloquear ruidos de fondo. El hijo de mi sobrino tiene este desorden, y resultó que Eric también fue diagnosticado con este problema.

Nosotros nos enteramos que esta discapacidad le hace difícil enfocarse en lo que una persona esta diciendo si hay algún ruido de fondo. Es obvio que si uno no bloquea los ruidos de fondos muy bien es difícil concentrase en la voz del maestro en la escuela. Este diagnóstico le ha dado a Eric el apoyo que el necesitaba y ha ayudado a nuestra vida familiar muchísimo.

Un Diagnóstico útil.

El primer paso en el tratamiento para Eric fue usar una unida de FM en la escuela. Eso significaba que el maestro tenía un micrófono en su camisa que le trasmitía su voz directamente a los audífonos que Eric porta. Esto lo ayuda a escuchar solamente al maestro ahogando los sonidos de otros niños y las distracciones. Esto lo ha ayudado a prosperar.

Eric ha visto a dos terapeutas del lenguaje. Parte del problema es que Eric ha tenido problemas reteniendo información en la apropiada secuencia en su mente. La terapeuta del lenguaje ayudó a Eric a entender y practicar secuencias y lo ha ayudado a ser más organizado.

Me siento relajada ya que finalmente hemos tenido un diagnostico correcto y estoy feliz de ver a Eric que finalmente obtuvo la ayuda que el necesita. Eric está mas tranquilo también, pero a veces se siente confundido y a veces triste de tener una discapacidad.

Un Acercamiento Tierno

El mayor cambio es en como Eric es tratado en la escuela. Antes de que Eric fuese diagnosticado, el tuvo un año terrible. Sus maestros insistieron que el simplemente tenía un problema de disciplina. El estaba en problemas todo el tiempo y terminó repitiendo el 5to grado.

Ahora los maestros enseñan que la conducta de Eric era parte de su discapacidad, y ellos ven que su conducta esta mejorando ahora que ellos usan la unidad de FM.

Nosotros tuvimos que enseñarle a Eric a preguntarle al maestro por lo que el necesitaba. Cuando él comenzó a usar la unidad de FM algunas veces Eric me decía, “Mami el maestro no uso la unidad de FM hoy. Ella lo tenía apagado todo el tiempo.

Lo traté de ayudar a entender que él debía avocar por el mismo. Yo le decía: “Eric, tu debes dejarle saber que ella no lo tiene puesto, o de otra manera ella no sabrá”. Mientras Eric aun piensa que su maestro lo regaña, él ya es capaz de hablar y pedir por lo que necesita.

Trabajando Fuerte

Eric se está sintiendo mejor sobre el mismo porque esta mejorando en la escuela y en la casa. Yo me siento orgullosa de Eric porque el esta trabajando duro. El también se está convirtiendo en un muchacho más entendible, amoroso y dulce.

La ayuda que Eric y nuestra familia ha tenido no resuelve todo. En casa, mi hijo más pequeño se siente olvidado pues él no recibe tanta atención como Eric, y algunas veces puede ponerse muy rebelde.

Mi esposo y yo tratamos de mantener a los dos niños felices y tratarlos iguales, aunque ha resultado que Eric tiene necesidad de más ayuda que Brian. Necesitamos una gran cuota de paciencia.

Yo no estoy tan estresada, frustrada y furiosa ahora que entiendo mejor la conducta de Eric. Soy una madre más feliz. Con Eric teniendo la ayuda que él necesita en la escuela, yo estoy capacitada de dedicar más tiempo a mi familia.

Pero yo pienso que nuestra familia aún necesita ayuda. Mi esposo y yo próximamente tendremos asesoramiento con Andrea, para poder continuar trabajando con cada uno de nuestros dos hijos en una forma positiva, para que nosotros nos sintamos seguros de que Eric y Brian crezcan como adultos responsables e independientes.

(back to top)

 

follow Rise facebook twitter twitter Sound Cloud
Home | About Rise | FREE Subscription | Write for Rise | Story of the Month | En Español | Resources | Contact Us
RISE. 112 W. 27th St. #607, New York, NY 10001
646-543-7099, 2006-2011 risemagazine.org